Introducción al Sendero Draconiano (Parte 22)

Posted by on abril 12, 2016

Querid@s lectores, sé que ha pasado algo de tiempo entre mi última entrada y esta, pero he estado trabajando en muchos proyectos al mismo tiempo, y algunas cosas que les contaré en un tiempo.

Pero en el mientras tanto, sigamos con el entrenamientos para aquellos que quieran tomar la iniciación en la Corriente Draconiana.

Sigilo de Lucifer

En el día de hoy, vamos a discutir de un modo teórico y práctico la figura de Lucifer dentro del proceso iniciático. Lucifer es un dios/demonio que tiene muchas máscaras y disfraces, nuevas formas de manifestarse se presentan con el trabajo. Muchas son lumínicas, otras son sombrías y oscuras. Sin embargo, acá y para este entrenamiento, nos enfocaremos en Lucifer como aquel que Porta la Luz o el Conocimiento. Si bien a priori puede parecer lumínico, no siempre lo es. El conocimiento es poder, y el poder libera o enloquece, todo depende como se maneje. Aquí Lucifer nos enseña como liberarnos de las cadenas que no permiten la evolución, sin embargo, no es hay que tomar esto a la ligera. Ya que liberarse primero supone pasar y trascender nuestro propios límites personales, limites que no serán igual para todos nosotros y esto claramente se debe a que no todos tenemos el mismo bagaje cultural, forma de vida, etc. Para alcanzar la Luz del Conocimiento, primero será necesario que nos sumerjamos dentro de la oscuridad, pero esta no será una oscuridad externa, por el contrario, será nuestro propia oscuridad, aquella que no queremos ver en nosotros mismos. Esto supone algo profundo, y duro, por eso es necesario comprender que el viaje que haremos acá tomará tiempo. ¿Cuánto tiempo? Eso depende de cada persona, de lo que lo tengo que aprender, de lo que tenga que confrontar. Pero ante todo, siempre hay que tener presente que este proceso, uno no está solo, sino que estará en compañía de Él: Lucifer – El Portador de la Lux-.

Comenzaremos con una práctica simple, que será meditar al menos por una semana completa en el sigilo de Lucifer. Coloca el sello en tu altar, relaja tu mente y tu cuerpo, colócate en una posición cómoda y al menos durante media hora, observa el sigilo, al tiempo que recitas el siguiente mantra: “Lucifer, Asturel, Liftoach Kliffoth.”

Recita el mantra tanto como lo creas necesario, abre tu mente, deja que la experiencia fluya, si hay imágenes trata de recordarlas, si hay pensamientos lo mismo. Todo lo que puedas obtener de la experiencia, anótalo en tu diario personal. Cuando quieras finalizar con la experiencia, solo agradece la presencia de Lucifer y finaliza con la meditación.

Gracias por leer.

HDHM!

Daemon Barzai.

Last modified on abril 12, 2016

Categories: Magia
No Comments »

« | Home | »

Leave a Reply