Archive for febrero, 2016

Introducción al Sendero Draconiano (Parte 21)

Viernes, febrero 26th, 2016

Querid@s lectores, continuamos con al guía práctica de la iniciación a la Corriente Draconiana. En este caso seguiremos trabajando con Lilith. Mi recomendación es que se tomen su tiempo para trabajar con Ella, no hace falta que salteen pasos, por el contrario, deberían buscar tener buenos resultados antes de continuar con la siguiente práctica.

Si han venido realizado las prácticas pasadas con cierta regularidad, este ritual nos les debería resultar complejo, sin embargo no quiere decir que haya que tener resultados de inmediato, puede que pase o bien puede que haya que seguir practicando. Los más importante es dedicarle a este rito al menos dos semanas de trabajo, una semana entera en la Luna Llena y otra semana entera en la Luna Nueva, esto se debe de hacer sin interrupciones en el medio.

El ritual se enfocará en una invocación y en un trabajo onírico. Para lo que será necesario que cuentes con dos velas, una negra y una roja, el sigilo de Lilith y algún incienso que sea de tu agrado. El procedimiento ritual se hará con la apertura formal de tu templo, una meditación Kundalini, y la Ceremonia del Dragón. Todo esto te permitirá ajustar tu mente a las energías que vas a convocar.

Con las velas encendidas y el incienso, enfoca toda tu atención en el sigilo, deja que tu mente divague, no fuerces nada, solo deja que tu mente se funda con el símbolo de la Diosa, si surgen visiones, imágenes, sensaciones, todo es bienvenido, trata de recordarlo para luego anotarlo en tu diario mágico.

Luego de esto, el siguiente paso será reforzar la práctica con el mantra de Lilith:

“Lilith, Layil, Ardat-Lili, Laylah”

Una vez más deja que tu mente se funda con el sigilo, permite que las energías que emanan de allí llenen tu espacio ritual, así como tu mente. Trata de recordar cada uno de los detalles.

Cuando te sientas listo, de pie o sentado, alza tu daga y comienza a recitar la invocación:

¡Lepaca Lilith!

Diosa y Diablesa,

Señora del Sitra Ahra,

Acude esta noche desde el Otro Lado,

Yo (nombre mágico) te invito a este Templo de Carne,

Para que seamos uno,

Lléname con la Gnosis de la Luna Sangrienta,

Permíteme conocer los Secretos del Sendero del Dragón.

Lleva mi alma por un viaje extático de Placer,

Hacía la Guarida Secreta en donde reposan los Secretos de la Inmortalidad.

Permíteme que beba de Cáliz Prohibido,

Oh Gran Lilith,

Consorte de Samael,

Tu eres la Matriz Oscura,

La Progenitora de Demonios,

Quien libera al Hombre de la Esclavitud y la Ignorancia,

Pero te burlas del Puritano y del Ignorante.

Lilith, te pido que llenes mi mente y mi alma con tu gnosis.

En el Nombre del Dragón

Fuente Primigenia de Toda Creación.

¡Ho Drakon Ho Megas!

Finalizadas estas palabras, solo relaja tu mente, permítete sentir la presencia de Lilith en tu templo, deja que toque tu mente, que te llene con su conocimiento y su poder. No fuerces la experiencia, deja que fluya de un modo natural, y no olvides anotar luego de finaliza la experiencia cada uno de los detalles. Al terminar, solo dale las gracias a Lilith por su presencia y finaliza con el ritual.

 

Trabajo Onírico

Siendo Lilith una divinidad que rige sobre la Luna, el trabajo onírico con Ella debería ser algo natural y fluido. Sin embargo, esto requiere de mucha práctica en la mayoría de los casos, por lo tanto no te frustres si al principio no hay grandes resultados o no logras evidenciar un contacto fluido con ella. No dejes de anotar en el diario de los sueños cualquier detalle que hayas visto.

Esta parte del ritual se debería repetir luego de las invocaciones y antes de irte a dormir. Pero también es posible realizarlo en cualquier otro momento, como un ritual separado y que te servirá como base se otras prácticas similares.

En un principio, coloca el sigilo de Lilith debajo de tu almohada, ya una vez acostado, relaja tu cuerpo y tu mente y trata de llevarla al borde del sueño. Comienza a visualizar el sigilo de la Diosa flotando arriba tuyo, en el espacio negro que te rodea. El mismo parece brillar en un color rojizo, y gotea sangre, no es algo plano, sino que late y parece estar vivo. Conseguida esta visualización, repite mentalmente el mantra de Lilith:

“Lilith, Layil, Ardat-Lili, Laylah”

Y con tus propias palabras, formula el deseo de seguir en contacto con Ella en el mundo de los sueños. Si te despiertas durante la noche, repite el ejercicio una vez más. Si eres constante con esto, los resultados serán gloriosos.

Espero que les haya gustado esta parte de la guía.

Será hasta la próxima.

Saludos.

HDHM!

Daemon Barzai.