Archive for enero, 2016

Introducción al Sendero Draconiano (Parte 20)

Lunes, enero 11th, 2016

Lilith

El Ojo de Lilith (Sigilo de la Diosa)

Queridos lectores, continuamos con la guía sobre el Sendero Draconiano, espero poder ir finalizando con la misma a lo largo de este mes. Sé que ha habido demoras, pero debo de decirles que he tenido muchas cosas en el medio que me han impedido seguir escribiendo, entre las cosas que más destaco son los procesos iniciáticos personales que siempre demandan un enorme esfuerzo y gran voluntad para ir superando y avanzado.

Más allá de este breve explicación, vamos a lo que nos compete que es la guía en sí misma. En esta parte vamos a hablar sobre Lilith, la Diosa-Diablesa, cuya importancia no debe de ser subestimada en lo absoluto. Ella es una de las Diosas que más aparece en casi toda la vida de los iniciados, se siga o no con un proceso en el Árbol Qliphotico. Ella es pasión, deseo, fuerza, energía. Es el poder femenino, indómito, salvaje y con un enorme poder y sabiduría. Ella es la sexualidad libre, pero también desenfrenada y sin límites. Ella enseña al iniciado a transformar el deseo, la pulsión sexual inconsciente en todo ser humano, como la necesidad de reproducción biológica, en un deseo mayor, en un deseo metafísico por alcanzar la liberación final y así adquirir o lograr la auto-deificación.

Lilith tiene una gran cantidad de manifestaciones y máscaras con las que podremos ir trabajando, sin embargo acá no me enfocaré en dichos aspectos ya que sería algo que no aportaría nada productivo en este punto de la guía. Sin embargo, si es importante que sepan que dichas facetas existen y que se las pueden encontrar de modo espontaneo en el trabajo que vayan haciendo con ella. Algunas son más sensuales, seductoras y tentadoras, mientras que otras serán más monstruosas, con forma de serpiente, araña, o con la forma de una anciana con rasgos pútridos.

Visiones con un alta carga erótica, acompañada por demonios de la lujuria: súcubos e íncubos, son visiones recurrentes. Pero no siempre será así, y hay que mantener la mente abierta como para poder tener una relación de poder con ella e ir aprendiendo lo que tengas que aprender para poder ir avanzando en nuestro sendero personal.

Buscaré exponer algunas prácticas con la diosa, las primeras serán más de origen meditativas, y deberán ser llevadas a cabo por lo menos por una semana consecutiva y sin interrupciones. De ser posible, si hay Luna Llena o Luna Nueva en el cielo mucho mejor, ya que Lilith, después de todo, es una diosa lunar que tiene una fuerte relación con los ciclos menstruales en la mujer y por lo tanto, la luna será un foco de poder extra que se puede usar.

Realiza la práctica antes de irte a dormir, coloca el sigilo de Lilith sobre tu altar, enciende dos velas rojas, una a cada lado del símbolo. Enciende algún incienso que sea de tu agrado, relaja tu mente y tu cuerpo y cuando te sientas listo, enfoca toda tu atención en el sigilo al tiempo que recitas a modo de mantra once veces las siguientes palabras de poder:

“Lilith, Layil, Ardat-Lili, Laylah”

Luego de recitar las palabras de poder, solo enfoca tu atención en el sigilo, puedes después de unos momentos cerrar tus ojos y visualizarlo con el ojo de tu mente hasta que el mismo invada tu mente por completo y las visiones vayan surgiendo. Mantén la mente abierta, no fuerces la experiencia, sino deja que fluya de un modo natural.

Al finalizar, te recomiendo que coloques el sigilo debajo de tu almohada y cuando te vayas a dormir cierra tus ojos y visualiza el sigilo, recita de modo mental el mantra, y busca quedarte dormido.

Cuando te despiertes, anota cualquier sueño que hayas tenido. Si te despiertas durante la noche, visualiza una vez más el símbolo, recita el mantra mentalmente y continua con el ejercicio. Recuerda realizarlo por al menos por una semana, esto es fundamental como para ir teniendo buenos resultados.

Espero que les haya gustado.

Gracias por leer.

Será hasta la próxima.

HDHM!

Daemon Barzai