Archive for enero, 2013

Los nuevos rumbos de Diario de un Brujo

Miércoles, enero 9th, 2013

Diario de un Brujo ha cumplido ya tres años online, para mí ha sido un gran placer poder llevarles a todos ustedes las traducciones que he realizado. Tengo la suerte de haber tenido una gran aceptación, muchos elogios, comentarios positivos y mucho interés, todo esto siempre da fuerzas para seguir trabajando. Sin embargo, Diario de un Brujo va a tomar otro rumbo, no voy a decir que no voy a subir nunca más una traducción, porque no es así, pero si voy a hacer algo más personal, más mío y menos de otros autores.

La idea es ir compartiendo mes a mes diferentes proyectos personales en los que he estado trabajando, siempre con un pequeño marco teórico y una buena base práctica, ya que el Sendero Draconiano es puro dinamismo y mucho trabajo. He visto que todos han valorado mucho mis experiencias y veo que a mis lectores les gusta ver que del otro lado hay alguien real, alguien que tiene una vida y que trabaja mágicamente y que de ese trabajo mágico salen cosas reales. Todo esto me dio fuerzas y ganas para darle este nuevo rumbo, espero que para ustedes sea tan renovador como para mí.

A modo de adelanto les puedo contar que voy a estar publicando sobre dos nuevos e intensos proyecto: Uno va a tener que ver con la Gnosis el Necronomicon y la exploración real de varios grimorios como De Vermis Mysteriis, el Libro de Dagon y el Al-Azif. El otro proyecto va a ser sobre la Diosa Hindú Kali y las Mahavidyas.

En breve comenzamos con esto y si alguien tiene alguna sugerencia, pues con mucho gusto será bien recibida.

HDHM!

D.Barzai

 

La iniciación en los Qlipoth

Viernes, enero 4th, 2013

Debido a que hay muchas personas que me consultan sobre como es el proceso iniciático dentro de los Qlipoth, me decide a escribir este pequeño ensayo con la esperanza de que pueda ayudar a aquellos que están comenzando en el sendero o que simplemente tienen dudas. Lo que expondré aquí está basado en mis experiencias personales, por lo que no puedo dejar de decir que cada persona que pasa por la iniciación tiene experiencias únicas, a cada persona la iniciación le llega de un modo diferente y particular y eso es lo que tiene de maravilloso este sendero.

Comencé en el ocultismo desde muy joven, cuando solo tenía doce años, hacia poco que mi abuelo había fallecido y ahí comenzó todo. Como muchos pre-adolescente sentía mucha curiosidad por la muerte y el contacto con el mundo del más allá, así que un día decidí jugar al juego de la copa, eso abrió mucha puertas para mí, algunas buenas y otras no tanto. Por un lado descubrí que tenía buenas facultades mediumnimicas pero por el otro abrió puertas que en el momento no estaba listo para poder manejar. Todo eso me llevo a profundizar el espiritismo y si bien me ayudo mucho a controlar todo lo que me pasaba, lo dejé porque había mucha hipocresía, todo un discurso que después en los actos concretos no se llevaba a cabo. Por el otro lado, yo quería más, por algún motivo que no lo podía explicar entonces, me sentía atraído por la oscuridad, por el diablo, por el satanismo, por la magia negra y toda esa búsqueda me llevo a conocer los cultos Afro-Brasileños. Al poco tiempo ya tenía mi primer bautismo en la religión y no tarde en darme cuenta que lo mío pasaba más por la Kimbanda que por las otras líneas de la religión.  Sin lugar a dudas me sirvió en aquel entonces y de hecho hice toda una carrera religiosa que me llevo muchos años, pero yo seguía sintiendo ese llamado de lo oscuro dentro de mí y la religión afro no me lo terminaba de satisfacer del todo. Recuero haber pasado por una tienda esotérica y hablar de esto con un hombre que parecía saber bastante de todo y me hablo de un hombre que le rendía culto a San la Muerte y que practica toda una forma de brujería con él, no dude en ponerme en contacto, este hombre, ya fallecido hoy, me enseño todo lo que sabía de San la Muerte. En el medio de todo esto yo había aprendido por mis propios medios a leer el tarot y la baraja española, lo que me llevó a trabajar en un programa de radio leyendo el tarot a la gente que llamaba, fue una época muy divertida de mi vida. Allí conocí a quien sería mi mentor en las artes oscuras por varios años. Por razones de privacidad no voy a nombrar aquí a esta persona a quien recuerdo con un gran cariño y a quien le estoy muy agradecido por todo lo que me enseño. Con él comenzamos a practicar una forma de brujería tradicional europea, necromancia, satanismo tradicional, culto a San Diablo y algunas otras cosillas. Motivos de la vida nos llevaron a que cada uno siga su camino. Allí estaba yo, solo, ya sin un mentor y para mi sorpresa muchas gente venía a querer aprender de mí, así y hace varios años atrás había formado mi primer coven, fuimos un lindo grupo, aunque algo jóvenes todos e inexpertos, nuestras inexperiencias nos llevaron a todos por caminos diferentes, el tiempo pasó y yo me aboque durante algunos años a la prácticas de las religiones afro, ofreciendo ayuda a aquel que me lo solicitaba, pero como el arcano 0 del tarot, yo seguía en una búsqueda que parecía nunca acabar, había algo que no me terminaba de llenar del todo, era una vacío dentro mío que necesitaba llenar, eso me llevo a investigar sobre ordenes esotéricas, para mi sorpresa había un mundo amplio allá afuera. Así fue como di con Dragon Rouge, por medio de alguien que hizo mención de ella y nos pusimos a charlar sobre el tema y decidí entrar. Eso me llevó a conocer el Sendero Draconiano, allí se me abrió un universo, lleno de magia y posibilidades infinitas. Un universo creativo, en donde uno podía explotar su potencial y en donde la oscuridad no es algo mal visto. Permanecí en la orden por algunos años, pero claramente sus estructuras rígidas y sus dogmas no me convencían del todo, ¿Dónde había quedado la idea de antinomianismo? Pues yo no la encontraba.  Afortunadamente y para ese entonces, había descubierto las publicaciones de la Logia Magan y de mi querida amiga Asenath Mason. Eso me sirvió para crecer de forma independiente y por fuera de los dogmas de DR. Si tengo que confesar que a pesar de que DR es dogmática y bastante burocrática me sirvió para poder formarme en lo básico, dejo en claro que esta no es una mala orden, simplemente es un espacio en donde no comparto la visión que tienen del sendero. El no compartir esto me llevo a alejarme de DR y desafortunadamente no hay muchas órdenes o círculos draconianos que estén abiertos al público. La Logia Magan exigía tener un nivel de Polaco alto para poder ingresar, y yo “fantaseaba” con la idea de poder ser parte de ella, ser miembro de la Logia Magan para mí era como el espacio en el que me iba a poder formar y llegar lejos. Aprendí polaco, con mucha voluntad y esfuerzo y eso me abrió las puertas en la Logia, mi trabajo constante y el esfuerzo y voluntad me llevaron a ganarme un espacio, pero también muchos amigos.

Más allá de toda esta intro, que algunos les parecerán interesantes y a otros no, la idea es contarles un poco como es el proceso iniciático dentro del Árbol de las Sombras. Lo primero que tiene que saber que es un proceso a largo plazo, que requiere de un gran compromiso, de una gran voluntad y creo que uno tiene que estar dispuesto al cambio y a dejar todo atrás. No es un proceso para todo el mundo, pero esto no lo digo como si fuera una elite, no, lo digo porque puede y de hecho es, un proceso que nos confronta con nuestra sombra, con nuestra oscuridad personal, es un proceso destructivo, de muerte y de renacimiento, de allí que aquí voy a hablar del primera faceta que es el Nigredo, la putrefacción, esto es un proceso que va desde Gamaliel hasta A’arab Zaraq. Pero antes de profundizar con estos Qlipoth, hablemos un poco del comienzo del viaje, es decir de la Qlipha Lilith el lado oscuro de Malkuth. Esta Qlipha es nuestra puerta de acceso al Árbol sombrío, aquí el neófito pasa un gran tiempo de trabajo, porque comienza a familiarizarse con la iniciación, comprende los aspectos más básicos de la magia y comienza a desarrollar sus habilidades básicas. Esta Qlipha nos proporciona una puerta de acceso al Otro Lado, aquí nos encontramos con Naamah que según la mitología que vemos puede ser hija de Lilith, un alterego de ella o su hermana.  Naamah es sensual, joven y poderosa, es nuestra primera guía, es ella quien nos comenzará a enseñar como caminar por el árbol, por lo menos a dar nuestros primeros pasos, es ella quien nos deleita con los placeres de lo material, la riqueza y la opulencia, también es ella quien nos abre el camino hasta la siguiente Qlipha: Gamaliel, y quien nos ayudará en nuestro pasaje por el primer túnel: Thantifaxath. El pasaje por esta Qlipha suele ser un pasaje placentero y seductor, comenzamos a tener una comprensión, muchas veces intelectual, de lo que es el Árbol y de su estructura, la tierra nos delita con sus placeres y cruzamos el primer velo que separa la tierra, el plano material con el plano astral. Es allí cuando comenzamos a trabajar con Thantifaxath que se nos revela el estado intermedio, el estado intermedio es cuando estamos dormidos pero tomamos conciencia, es cuando comenzamos a tener conciencia de nuestros sueños, los recordamos y de ellos tenemos valiosa información, nos comenzamos a acercar a Gamaliel y tenemos nuestros primeros encuentros oníricos con diferente entidades, es aquí cuando nuestra intuición crece y somos más acertados cuando empleamos un oráculo. La permanencia en esta Qlipha depende enteramente de cada uno, esto es una experiencia absolutamente personal, y es Naamah quien nos dice cuando estamos listos para tomar su iniciación, cuando pasamos la prueba que ella nos impuso y cuando estamos listos para continuar con nuestro viaje.

Si bien el Árbol de las Sombras es un mapa para nuestra iniciación, no hay un tiempo determinado para cada proceso, a diferencia de lo que muchas veces pasa en una orden, en donde por cada grado uno tiene que cumplir con tal y cual requisito, aquí la experiencia y la vivencia personal es lo que nos da esta indicación y por supuesto, los maestros, aliados, dioses y entidades que encontramos del Otro Lado.

Si la Corriente nos acepta y sentimos que esto es para uno, algo que es fundamental, nuestro viaje sigue, Thantifaxath nos lleva directamente a Gamaliel, que está gobernado por la Reina de los Infiernos: Lilith. Gamaliel es una Qlipha muy dura y uno suele trabajar por algunos años en ella, aquí los sueños más oscuros, los deseos más prohibíos, el desenfreno y la lujuria son cosas corrientes, pero también lo es la brujería (en su forma más oscura) la necromancia, el vampirismo, la magia de la sangre, la magia sexual y todo lo que pueda estar conectado con la luna. Es muy simple perderse en los deleites de la carne y ser vampirizado por los Incubo y los Súcubos que viven tanto en Gamaliel como en Thantifaxath, esta es la gran prueba a la que nos somete Lilith. Pero si logramos superar esto, tendremos grandes aliados y muy buenos mentores. La luna nos conecta con lo profundo de nuestro inconsciente, aquí debemos enfrentar todos los tabúes que tenemos y no solo aquellos que tenemos a nivel consiente. El trabajo mágico con Gamaliel es simplemente fabuloso, Lilith es nuestra segunda iniciadora en los misterios de los Qlipoth y aparece muchas veces a lo largo del sendero, ella nos conduce también más allá de Paroketh cuando cruzamos el Abismo Menor y somos iluminados por el Oscuro Sol de Thagirion. Lilith conoce los secretos de la oscuridad, de la brujería, de los sueños. Es una gran amante y una gran seductora, superficialmente nos tienta con el deseo de la carne, pero si somos capaces de ir más allá y ver su verdadero rostro, ella nos tienta con el conocimiento prohibido.

Solo después de haber pasado con las pruebas que Lilith nos colocó en Gamaliel y si hemos sido capaces de escapar de los vampiros energéticos que allí moran, si hemos sido capaces de ver cara a cara nuestros tabúes, Lilith nos guiará a la tercer Qlipha: Samael.

Samael es el veneno de Dios. Una de la Qlipha más decisivas en la vida del mago, porque aquí es cuando está la verdadera iniciación en el Sendero de la Mano Izquierda, aquí el mago es cuando hace un pacto con las Fuerzas de la Oscuridad, un Pacto con su Sombra personal, quien será una aliada.

Samael viene a envenenar la realidad, aquí todo es caos, destrucción, decondicionamiento, aprendemos la verdad y la mentira de las cosas, aquí muchas de las cosas que tenían un valor supremo en nuestras vidas deja de tenerlo. Las viejas creencias mueren, los amigos se marchan, las pareja se rompen, los trabajos no dura, el dinero no alcanza y así podría listar muchas “calamidades” que debemos pasar. Muchos son los magos que llegan hasta acá y mueren presa de la realidad que les toca vivir, pocos son los que son capaces de superar esta instancia. Muchos huyen despavoridos y temerosos porque todo lo que habían logrado lo pierden, los “poderes” del mago menguan, la clarividencia no funciona, los hechizos no salen y la sensación de vacío, depresión, tristeza y angustia es tremenda. Si bien a simple vista todo esto puede parecer absolutamente terrible, y lo es, después todo cobra sentido. Si logramos superar todas estas pruebas, nuestra conciencia comienza a despertar, comenzamos a ver la vida y el mundo con otros ojos, es como si uno despertará de un sueño, la sensación es absolutamente asombrosa y no hay muchas palabras que lo puedan describir, solo aquel que pasa por una experiencia así puede entender de qué estoy hablando. Solo cuando llegamos a este despertar las pruebas cesan y estamos listos para seguir nuestro viaje.

Finalmente nos encontramos con A’arab Zaraq, pero profundizaré está y los siguientes Qlipoth más adelante. El hecho es que mi viaje continúa, hay mucho aún por descubrir y mucho que contar, pero no quiero teorizar, sino que les quiero contar desde la vivencia.

Realmente espero que hayan disfrutado esta lectura tanto como yo disfrute escribiéndola.

Saludos a todos y que el Dragón ilumine sus senderos.

Daemon Barzai