Archive for abril, 2012

Trabajos en los túneles Qliphoticos

Sábado, abril 21st, 2012

Una de las preguntas más frecuentes de los adeptos al sendero Draconiano es como trabajar con los otros túneles más allá del que aparece publicado en el libro de Thomas Karlsson (QQGM). Este ensayo explicará cómo trabajar más allá del Túnel Thantifaxath.

Cuando uno siente que es tiempo de explorar otros túneles del Árbol Cabalístico de la Noche, es importante enfocarse en el contacto, por un tiempo prolongado con dicho túnel. La clave aquí es el trabajo duro y la persistencia. Esto se puede dividir en dos periodos:

El primero, el adepto puede dibujar el sello del túnel con el que quiere trabajar, esto es un acto de magia en sí mismo, luego lo coloca en su altar y meditará en él algunos días, susurrando su nombre o usándolo a modo de mantra. En este punto es importante tener la mente despejada y abierta, sin expectativas de ningún tipo.

Luego, después del periodo inicial, uno puede comenzar a estudiar sus correspondencias y características del túnel escogido, como su correspondencia zodiacal, elementos, planetas y especialmente la carta de tarot que le corresponde.

Cada túnel está conectado con un Arcano Mayor del tarot, por ejemplo, Thantifaxath con el Arcano XXI del tarot “El Mundo”, o Raflifu está conectado con Gamaliel y Samael y tiene un Arcano concreto XIX “El Sol”.

El tarot puede ser una inmensa guía cuando uno se aventura en los túneles Qliphoticos, por su basta simbología, llaves y formulas escondidas. Los tarots tradicionales pueden ofrecer muchísimas oscuras interpretaciones, es por ello que se sugiere el estudio de mazos como el Marsellés o el Rider-Waite, esto presentan varias llaves hacia los mundos Qliphoticos; si una carta tiene una descripción “lumínica”, uno puede pasar un tiempo imaginando o mejor, descifrando como se podría ver como una versión oscura, que puertas se pueden encontrar dentro y como se pueden usar para entrar a dicho túnel.

Daré un pequeño ejemplo: El Arcano XVII “La Estrella”, corresponde al túnel Tzuflifu: uno puede ver una representación luminosa de una constelación de estrellas brillando sobre una hermosa y virtuosa mujer, quien derrama agua sobre la tierra y sobre un lago. Uno de los significados esotéricos de la carta es el flujo de conocimiento que viene de las altas esferas y llegan al iniciado, a través de las aguas de los mundos sobrenaturales.

Uno puede interpretar el lado oscuro de la carta también, todo el escenario puede ser nocturno, la mujer puede tener un aspecto sombrío y sensual, ella está canalizando las vibraciones de los otros mundos a través de las aguas corrosivas o sangrientas, que fluyen  de la tierra y del iniciado, destruyendo sus limitaciones y acelerando los procesos alquímicos de la transformación. Todos estos elementos pueden ayudar en la creación de un pathworking del susodicho túnel.

El análisis de la carta se puede combinar con otros elementos, como correspondencias astrológicas. El túnel Niantiel, por ejemplo, está conectado con el Arcano XIII “La Muerte” y el signo astrológico que le corresponde es Escorpio: esta conexión ofrece mucho para especular en relación a las energías y a la naturaleza de esta poderosa zona Qliphotica.

Uno puede también combinar un meticuloso estudio de la simbología del Arcano y su relación astrológica a lo largo de los años, por ejemplo, analizar el significado hermético de Escorpio para obtener más conocimiento esotérico. Esto se podría unir con las impresiones mágicas del adepto que ha obtenido en su meditación.

Combinando estas técnicas el iniciado puede crear sus propios rituales y meditaciones para poder seguir avanzando en el trabajo con túneles del Árbol Cabalístico de la Noche.

Material consultado para este ensayo: Dracontias #3 – 2010.

 

Viaje al reino de las diosas lunares

Domingo, abril 1st, 2012

Este es un ritual que está pensado para ser llevado a cabo en un ciclo lunar completo, es decir 28 días. Cada invocación y meditación será llevada a cabo en el respectivo cambio lunar. Comenzaremos con la diosa lunar Naamah (cuarto creciente), seguiremos con Lilith (luna llena), continuaremos con Hécate (luna menguante) y finalizaremos con Tiamat (luna nueva).

Decora tu templo con velas rojas, enciende algún incienso que te relaje y pon algo de música que acompañé la ceremonia.

Invocación a Naamah (cuarto creciente)

¡LEPACA NAAMAH!

¡LEPACA KLIFFOTH!

¡LEPACA NAAMAH AMA RUACH MASKIM ROSARAN!

Naamah, princesa de las tinieblas abre mis ojos y mi corazón para ver la verdad.

Permíteme entrar a tu reino.

Condúceme hacía el otro lado y se mí guía en este viaje.

O NAAMAH ACAB HAROMBRUB

NAAMAH BACARON LILITH

MAGAR NAAMAH ARIOTH DEBAM

O NAAMAH PACHID LABISI

Ven a mí templo y despliega tus negras alas de oscuridad.

Rasga el velo para que pueda ver aquello que está oculto ante mis ojos.

Naamah aniquila las mentiras que tomo por verdad y bendíceme.

Muéstrame tu reino y bríndame tú poder y tu gloria.

¡LEPACA NAAMAH RUACH THELI!

¡Ho Drakon Ho Megas!

Meditación

Imagina que estás en los pies de una montaña muy alta. Miras hacia arriba y solo puedes ver que las nubes que tapan el pico de la montaña. El clima es frío y el ambiente es salvaje. Puedes notar que no hay signos de civilización en el lugar.

Ves un camino que va hacia arriba, el camino es estrecho y empinado. Comienzas a subirlo, a medida que lo haces, comienza a oscurecer y el frío es cada vez más y más intenso, pero esto no es un impedimento para seguir adelante.

La oscuridad gobierna sobre el lugar y realmente es muy difícil poder ver por donde estas yendo. Miras hacia arriba y alcanzas a ver lo que sería la entrada a una cueva, la misma parece estar iluminada por una luz roja carmesí, es hacía allí a donde debes ir.

Una vez que llegas, una extraña niebla roja cubre la entrada, una voz en tu mente te dice que para poder entrar debes despojarte de todas tus ropas. Te desnudas y entras. La cueva está iluminada por esta extraña luz, sigue hacía adelante y ves a una hermosa mujer de cabellos rubios, ojos azules como el mar, desnuda y sentado sobre un lujoso trono. Ella te da la bienvenida, se levanta y te conduce hacía un espejo de gran tamaño, el mismo tiene inscripciones a su alrededor y es negro como la noche misma. Ella toca el espejo y notas que es una puerta hacía el otro lado. Te extiende la mano y juntos pasan a través de él.

Es ahora cuando el viaje comienza, permite que las visiones surjan y deja que Naamah sea tu guía en su reino.

Invocación a Lilith (luna llena)

¡LEPACA LILITH RUACH BADAD ARIOTH SAMOLO SCHED!

¡Oh gloriosa Lilith, señora de la luna sangrienta, acude a mi llamado en este rito oscuro!

Abre tu vientre y permite entrar en tu poderoso reino de oscuridad y sombras.

¡Reina de las rameras!

¡Consorte de Samael!

Tú quien posees el fruto del conocimiento prohibido, bendíceme en este viaje con tu impía presencia.

Muéstrate ante mí, Oh madre de la noche, muéstrame los misterios de tu reino.

Tú que eres la emperatriz del Sitra Ahra, acompáñame en este viaje y permíteme que halle en tu reino el conocimiento oculto que estoy buscando.

Muéstrame tu rostro oculto.

¡LIL-KA-LITU! ¡LILIT MALKAH HA’SHADIM!

¡Ho Drakon Ho Megas!

Meditación

Te encuentras desnudo nadando en el mar. Es de noche y se puede ver una hermosa luna llena que ilumina el lugar. A lo lejos ves una isla, nadas hacía allí. A medida que te vas acercando, la luna comienza a transformarse. La luna blanca brillante comienza a volverse roja, de ella comienza a gotear sangre y el agua se vuelve espesa y de color roja. Sigues nadando por este mar rojo sangriento y te diriges hacía tierra. Cuando llagas a tierra firme, tu cuerpo se encuentra bañado en sangre, caminas por el lugar y encuentras un gran árbol, es viejo y frondoso. A sus pies puedes ver un pequeño agujero. Te agachas a ver y una fuerza invisible te chupa hacia adentro. Comienzas caer en la oscuridad, atraviesas las raíces que parecen no tener fin y el agujero parece ser infinito. Mientras caes, pues oír cerca de ti un gran aleteo, sientes el viento como golpea sobre tu cuerpo desnudo, secando la sangre fresca. Delante de ti aparece Lilith, su cuerpo está desnudo y es algo difícil poder ver su rostro, sus cabellos son rojos como el fuego. Despliegas sus hermosas alas negras y va volando a tu alrededor mientras tú vas cayendo hacía la nada. Notas que en una de sus manos ella tiene un pequeño frasco con un líquido de color violeta. Te lo da y te dice que bebas su contenido. Cuando lo haces, comienzas a sentir como tu cuerpo cambia y de tu espalda nacen un par de alas. Ella te invita a que la sigas, tú la sigues y comienza el viaje por su reino.

Invocación a Hécate (cuarto menguante)

¡AVE ABNUKTA HÉCATE!

¡AVE NOCTICULA HÉCATE!

¡AVE TRIVIA HÉCATE!

Reina de la magia, reina de la noche te convoco en esta noche oscura.

Ven Hécate, acude a este llamado e ilumina mis caminos con la llama te tu antorcha.

Tú quien gobiernas en las encrucijadas y eres la señora de los fantasmas y de la muerte te pido que seas mi guía en tus mágicos y oscuros reinos.

Bríndame tu poder y dale fuerza a mi conjuro para poder abrir las puertas que conducen a los planos más allá de los reinos de la luz y la oscuridad.

Antigua y poderosa diosa, reina de la brujería, guíame hacía el inframundo y permite que Cebero me deje pasar por el umbral que separa el reino terrible de los antiguos y agradable mundo de los vivos.

¡Salve Hécate!

Meditación

Es de noche, el cielo está estrellado y la luna está en su fase cuarto menguante. Te encuentras en la entada de un antiguo cementerio en ruinas. El lugar es inmenso, hay una gran alborada de cipreses. Entras y puedes ver un templo en ruinas, quizás una iglesia abandonada. El ambiente del lugar te da la sensación de estar no santificado. Puedes alcanzar a ver como sombras negras se deslizan alrededor de las tumbas, escuchas el lamento de las almas que no han encontrado su camino hacia el reino espiritual. Te acercas al templo en ruinas y a lo lejos y cerca de los arboles se puede oír el aullido de lobos o perros salvajes. El cielo se comienza a oscurecer y una gran tormenta eléctrica comienza, las nubes son negras y un rayo cae sobre la encrucijada que está alado del templo. Comienza a brotar una bruma oscura, salen tres perros negros que acompañan a una mujer con un vestido negro antiguo, lleva sobre su cabeza una corona con brillante. Su piel es pálida, sus ojos son negros y penetrantes, realmente impone respeto su presencia. Te acercas a ella, extiende sus manos y un temblor abre la encrucijada, la desgarra. Te invita a que la acompañes, te acercas y ves una escalera sumamente empinada que conduce hacia abajo. Desciende con ella y permite que sea tu guía en su reino ctonico.

Invocación a Tiamat (luna nueva)

¡IN NOMINE DRACONIS!

SALAMU TAMMABUKKU ELU MUSH MUSH ELU NEKELMU INA

SALAMU KISHPU INA MUSH ELU MUMMU TIAMAT ELU

Diosa-Dragón del caos inmanifiesto desde donde todo ha surgido.

Ven desde las aguas saladas y manifiesta tu poder sobre mí.

Por mis venas corre tu sangre, soy parte de tu progenie oscura.

Condúceme hacía tu reino en la oscuridad primigenia.

Abre mi mente y toca mi alma para que pueda ver las joyas que están escondidas en la vacuidad y en los confines del universo.

Ábreme las puertas tu reino y hazme digno de recibir tu conocimiento y tu gloria.

¡Ho Drakon Ho Megas!

Meditación

Visualízate a ti mismo en tu templo, observa cada detalle y recórrelo. Visualiza como una burbuja de energía comienza a rodearte, te envuelve completamente y comienza elevarse. Atraviesa el techo de tu templo y te encuentras flotando en la burbuja que va hacia arriba. Sigues ascendiendo hasta aparecer en el espacio. Todo se vuelve oscuro y la burbuja se revienta. Ahora tu cuerpo se encuentra flotando en el espacio. No puedes ver nada ya que todo está demasiado oscuro. A lo lejos comienzas a ver una chispa de luz roja y violeta que se acerca más y más. Cuando esta adelante tuyo la chispa explota y puedes ver claramente a la Diosa-Dragon Tiamat delante de ti. Con su aliento de fuego ella abre un vórtice de energía que casi te ciega por su luz. Es sumamente poderoso y puedes sentir su poder y su energía. Tiamat te invita a que lo crucen juntos. Crúzalo y deja que las visiones fluyan.

Daemon Barzai